martes, 26 de enero de 2010

Textos:
Sobre la palabra

"El conocimiento, igual que el ser, no es más que un nombre, y los hombres estiman que este nombre es una realidad de la vida, una realidad que, en el fondo, no es más que convención, suposición, opinión. (...) Para crear un mundo real, los hombres han dado nombres a lo desconocido. De este modo, lo desconocido se ha convertido en realidad para ellos. (...) Sin embargo, ¿podemos decir que un nombre sea verdadera realidad? Creo que no. El conocimiento jamás reconocerá lo que cree poseer, de la misma forma que el hombre que tiene un nombre jamás sabrá si su nombre corresponde a su ser. Toda existencia humana está basada en definiciones convencionales".
Malewitsch

"'¿Cuál es tu nombre?", preguntó el rey Milinda. El monje respondió: 'Se asegura que me llamo Nagasena'. Pero, aunque los padres den a sus hijos nombres como Nagasena, Surasena, Virasena o Sihasena, no son ésas más que designaciones, denominaciones, términos conceptuales de las apelaciones corrientes -simples nombres. No hay detrás de ellos una persona real"
Saraha, "Dohakosha"


El simulacro de vuestros deseos, ego dixit.

4 comentarios:

Joan-Marc dijo...

Call me demaGoGó, pero: "todo conocimiento humano sobre toda existencia humana está basada en definiciones convencionales".

JulioBCN dijo...

¡incorrecto! ¿y todo conocimiento humano sobre toda existencia vegetal? ¿o el cosmos? ¿o las supuestas divinidades? todo cuanto conoces, todo cuanto ves, pasa por tu filtro... humano. :)

None dijo...

Julio... en qué texto de Malewitsch se encuentra este fragmento??

JulioBCN dijo...

Pues la verdad es que no lo recuerdo. Lo extraje de un libro que no es suyo, te lo tendría que mirar...